La gestión de los residuos de construccion, proporcionará un ahorro de 7.500 millones de euros anuales

 

Los materiales procedentes de demoliciones y de las obras en general son residuos de construcción que han de tratarse. En Europa se generan multitud de millones de toneladas al año.
La Unión Europea estima que si gestiona o reutiliza estos materiales podrá ahorrar en torno a 7.500 millones de euros al año. Lo que pretende la Unión Europea es crear un protocolo de actuación para buscar vías de negocios con estos materiales. Es decir, estos materiales utilizarlos como una oportunidad económica y social.
Los residuos de construcción de naves industriales suponen un gran riesgo para el medio ambiente.

Estos residuos están compuestos por polvo, piedra, hormigón, escayola, vidrios, plásticos, etc. Aunque se trata de residuos inertes, pero pueden contener componentes tóxicos y peligrosos para la salud. Por esta razón supone su gestión supone un desafío para la Unión Europea.

Cada ciudadano de la Unión genera más de 2 toneladas de residuos de la construcción. Para transformar estos residuos en oportunidad económica y social la Unión ha elaborado un Protocolo de gestión de estos residuos.

Desde CAD edificios industriales colaboramos en cierta medida con el medio ambiente. Nuestras naves están construidas con estructuras metálicas atornilladas. Es decir, se trata de estructuras metálicas desmontables y tras su vida útil pueden ser fácilmente recicladas,

Este protocolo se apoya en reciclar y reutilizar estos materiales de deshecho. Así todos los ciudadanos de la Unión Europea se beneficiaran de estas gestiones.

Lo que se pretende es mejorar la gestión y la calidad de los materiales reciclados. Asi se impulsa el mercado de estos reciclados y se crean muchos puestos de trabajo. Si la construcción es continua, el reciclar estos materiales permitirá construir con los mismos.

Más o menos una tonelada de residuo de construcción tiene un coste de 10€. La Unión Europea reutilizando los materiales reciclados, puede llegar a ahorrarse unos 7500 millones de euros al año. Al mismo tiempo todos los materiales que se reciclan contribuyen a mejorar el medio ambiente.

Unos de los grandes inconvenientes que se encuentra el mercado de este reciclado es el desconocimiento de las composiciones de materiales. Es decir, si la manipulación de estos materiales por parte de los trabajadores que reciclen es nociva para su salud.

Garantizar que todos los pasos por los que pase el reciclado de materiales sean fiables y transparentes es un objetivo principal. La Unión Europea además deberá de establecer una serie de normas comunes para todos los países en esta materia. La Unión quiere llegar modernizar el sector de construcción, reciclando, generando empleo y beneficios.

En Andalucía la gestión de residuos de construcción está regulada por el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero.